"La incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Pero quizá sea
igualmente vano esforzarse por comprender el pasado, si no se sabe nada del presente" M. Bloch

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Desde Brasil, dos ejemplos de política para la ciudad y los ciudadanos

Con los exámenes a la vuelta de la esquina, os traigo dos extractos que me han parecido interesantes desde el manual de Geografia Humana del profesor Joan Romero y otros (ver aquí).
Prácticamente parecen dos ejemplos utópicos, que no lo son, en tanto en cuanto:
- se dan en la realidad.
- presentan pese a lo positivo de la idea algunos inconvenientes y problemas

En fin, en esta primera entrega os traeré el primero de los casos, y en otra posterior el segundo. Perdonar que me meta sin más preámbulos ni comentarios al ajo, pero es que tengo mucho que estudiar y el tiempo es oro.

EL MODELO CURITIBA

El rápido crecimiento poblacional protagonizado por las ciudades en las últimas décadas ha sobrepasado largamente, en casi todos los casos, la capacidad de los gobiernos locales y nacionales para proporcionar servicios adecuados, provocando un acentuado deterioro de la vida urbana en muchos lugares. Los principales problemas derivados de este desorden son: la carencia de viviendas, infraestructura y servicios urbanos adecuados, la degradación del medio ambiente, la falta de empleo y la profundización de la pobreza y sus secuelas. Problemas tan vastos y complejos requieren de una estrategia integral para hacerles frente. En este contexto, la ciudad brasileña de Curitiba, capital del estado de Paraná, se ha convertido en un modelo de prácticas relacionadas con el ideario de la sostenibilidad ambiental y urbana ciertamente interesante.

Toda la operación de Curitiba se ha basado en el trabajo técnico del IPPUC (Instituto de Pesquisa e Planeamiento Urbano de Curitiba) creado en 1965 y liderado por el ingeniero y urbanista Jaime Lerner, original de la ciudad y alcalde durante tres legislaturas. El modelo Curitiba se caracteriza por algunos elementos como, en primer lugar, el elaborado sistema de transporte público, interpretado como columna vertebral del funcionamiento de la ciudad. Actualmente está basado en autobuses bioarticulados que circulan por un carril propio y disponen de unas estaciones tubo. De los casi dos millones de habitantes, cada dia se trasladan en autobus unos 1.800.000 viajeros, que pueden recorrer la ciudad de punta a punta en veinte minutos y que pueden utilizar unos vehícuos cuya frecuencia de paso es de noventa segundos. Ello significa que el 70% del total de los viajes en el área urbana se realizan en autobús. Una eficaz gestión municipal desde la empresa concesionaria pública permite además que el sistema de transporte, gestionado municipalmente con empresas privadas, sea altamente rentable y aporte unas sustanciosas ganancias que se reinvierten en la ciudad. El "tren subterráneo de superficie", como se le conoce, es un sistema que funciona con la rapidez y eficacia de una línea de metro, sin embargo la inversión ha sido cien veces menor que si se hubieran realizado las costosas infraestructuras de un ferrocarril subterráneo. Un elemento complementario del sistema de transporte público ha sido igualmente la creación de la red de "ciclovías" o carriles bici iniciada a partir de 1978.
http://lucianaferla.com   

En segundo lugar, el otro gran elemento de cara a la configuración del modelo urbano es el sistema de parques urbanos. Ante las frecuentes inundaciones que sufría la ciudad se adoptó la política de reservar terrenos para facilitar el drenaje natural y prohibir la urbanización residencial, comercial o industrial en las zonas bajas inundables, reservándolas únicamente para usos como parques urbanos, lagos artificiales y elementos de recreación. Esta política ha llevado a incrementar los espacios verdes de 0.5 m2/persona en 1970 a 50m2/persona a comienzos del siglo XXI, a pesar del fuerte incremento poblacional que ha experimentado la ciudad.
El tercer elemento vinculado al modelo urbano de ciudad sostenible tiene que ver con los programas de peatonalización de la parte histórica que han ido de la mano de operaciones de restauración de edificios históricos, de la construcción de equipamientos públicos, y del refuerzo en general de la trama de espacios públicos, parques y plazas del área más central de la ciudad.
Finalmente, el cuarto tema asociado a este modelo de ciudad ecológica deriva de la apuesta por la educación ambiental de la población con resultados  como que el 90% de los residuos urbanos sean reciclados. Se ha creado igualmente la Universidad Libre del Medio Ambiente y los llamados "faros del saber", bibliotecas localizadas en barrios periféricos que se plantean como centros  que aglutinan la vida social y urbana a la escala local.
http://florcorra.wordpress.com

Desde el punto de vista del modelo y la base económica urbana, Curitiba está desarrollando un perfil de centro especializado apoyado en algunos segmentos industriales dinámicos y suficientemente diversificados como aquellos relativos al diseño urbano; la medicina quirúrgica; la tecnología ambiental; o la mecánica de precisión.
Si bien no se puede decir que la ciudad no presente los problemas propios de otros centros urbanos latinoamericanos y se regisren niveles elevados de pobreza en su población, el modelo de gestión urbana que parte de entender la coudad como lugar y escenario de encuentros; los programas de transporte y regeneración del centro histórico antes comentados o la apuesta por un modelo de ciudad heterogéneo apoyado en las zonas libres y parques o los equipamientos multifuncionales, revelan algunos resultados de un modelo urbano que explora las fronteras del desarrollo sostenible alejándose de los ya conocidos proyectos de desarrollo faraónicos que han caracterizado las capitales de América Latina durante la segunda mitad del siglo XX, también en los resultados ciertamente positivos que se empiezan a vislumbrar.

Para saber más:
Kuroiwa,Julio (2002), Reducción de Desastres: Viviendo en Armonía con la Naturaleza, Lima.
Montaner, Josep Maria (1999), "El modelo Curitiba: movilidad y espacios verdes", Revista Ecología Política, Barcelona.
Ruano, Miguel (1999), Eco urbanismo. Entornos Urbanos Sostenibles: 60 proyectos, Ed. Gustavo Gili S.A., Barcelona, 162 pp.

Pronto la segunda parte...

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario