"La incomprensión del presente nace fatalmente de la ignorancia del pasado. Pero quizá sea
igualmente vano esforzarse por comprender el pasado, si no se sabe nada del presente" M. Bloch

domingo, 18 de julio de 2010

Los sucesos de mayo del 37 a través de sus documentos (V)

Los anarquistas de Barcelona apelan a la fuerza pública para detener la inminente acción contra la CNT y la FAI

Camaradas de la fuerza pública: ¡No os dejéis arrastrar por maniobras insensatas!
A vosotros, camaradas de los Cuerpos de Asalto y Guardia Nacional Republicana; a vosotros, compañeros que en las gloriosas jornadas de julio luchasteis en defensa de los más nobles ideales al lado del pueblo trabajador; a vosotros, como nosotros, carne de este pueblo y salvaguarda de su libertad, van dirigidas estas exhortaciones que un humano sentimiento inspira  y un ferviente anhelo de confraternidad alienta.
¡No os dejéis arrastrar por maniobras insensatas!
¡No cerréis los ojos a designios ocultos!
¡No procedáis como dóciles marionetas al dictado de hilos invisibles!
El día 19 de julio, el día de la jornada inolvidable, en que juntos pueblo y fuerzas armadas escribieron con sangre la página primera de la más brillante epopeya que registra la Historia, quedó sellada la paz entre los institutos armados y la clase trabajadora.
Aquella unión no fue el producto de fenómenos extraordinarios; fue sencillamente el resultado del brote de dos sentimientos que, al salir a la superficie impulsados por un anhelo común, se confundieron en un conmovedor abrazo fraternal.

No fue unión esporádica, no fue alianza pasajera ni tregua temporal.Fue una efusión que se proyectaba en un futuro de amor para siempre, porque tenía su base en la igualdad de origen: en el pueblo, ese pueblo abnegado y sufrido al que ambos pertenecen: el trabajador que contruye y el guardia que vela por su libertad.
¿Pretendéis acaso olvidar que sois hijos de ese pueblo?
¿Tratáis de borrar con la actitud de hoy la cordialidad de ayer?
¡No lo conseguiréis, al menos por nuestra parte!
Ni actitudes violentas, ni provocaciones insensatas..., ni siquiera acciones desabelladas e impropias de hombres conscientes del momento en que vivimos, lograrán que en nuestros corazones se borre la palabra hermanos. Hermanos nuestros sois y habréis de ser para siempre, aunque un momento de obcecación, cuidadosamente fomentado por quien tiene interés en haceros instrumento de sus maquinaciones, os llevase a los mayores desmanes.
¡Dad de lado inspiraciones malsanas!
¡Recordad que salisteis de la entraña del pueblo!
¡Tened presente aquella gesta heroica en que se fundieron nuestras almas al calor de un sol nuevo!
Y volved los ojos hacia los trabajadores, que no os odian ni os desprecian, sino que os consideran como camaradas, como compañeros.
-
'Solidaridad Obrera'. Barcelona, martes 4 de mayo de 1937, página 12

Empiezan las "Jornadas de mayo" en Barcelona. El POUM (unido a los anarquistas) se declara beligerante.
La clase trabajadora, frente a los ataques de la contrarrevolución. La contrarrevolución tiene un plan. Es el que los reformistas del PSUC (Partit Socialista Unificat de Catalunya) han llamado el "Plan de la Victoria". Etapas de este plan son los hechos ocurridos últimamente. Intentos de asalto a Puigcerdà por las fuerzas de Orden Público. Intento de ocupación de la ciudad de Figueres. Excursión punitiva a Molins de Llobregat. Desarme de los trabajadores en plena calle. Y ayer tarde, asalto armado al edificio de la Telefónica, de la plaza de Cataluña. Provocaciones de la contrarrevolución para pulsar la capacidad de resistencia de las masas trabajadoras. Preparativos del ataque a fondo contra las conquistas de la Revolución.
Pero la respuesta proletaria no ha podido ser más contundente. Miles de trabajadores han vuelto a la calle arma al brazo. Las fábricas, los talleres, los almacenes..., han parado los trabajos. Las barricadas de la libertad han vuelto a surgir en todos los lugares de la ciudad. El espíritu del 19 de julio se ha apoderado nuevamente de Barcelona. La mayoría de los pueblos de Caraluá se han hecho eco del gesto de la capital. La clase trabajadora es fuerte y sabrá aplastar todos los intentos de la contrarrevolución.
Hay que vivir alerta con el fusil en la mano. Hay que mantener este magnífico espíritu de resistencia y de lucha, garantía de nuestro triunfo. Y hay que evitar que la contrarrevolución vuelva a levantar la cabeza.
Para esto:
Dimisión de Rodríguez Salas, comisario de Orden Público y responsable directo de estas provocaciones.
Anulación de los decretos de orden público.
El orden público, en manos de la clase trabajadora.
Frente Obrero Revolucionario de las organizaciones que acepten el triunfo sobre el fascismo en el frente y la victoria de la Revolución en retaguardia.
Creación de Comités de Defensa de la Revolución en todas las barriadas, en todas las poblaciones y en todos los lugares de trabajo. -El Comité Ejecutivo del POUM. - El Comité Ejecutivo de las JCI (Juventud Comunista Ibérica).
-
'La Batalla'. Barcelona, martes 4 de mayo de 1937, pág.1.

El Gobierno de la República asume los servicios de Orden Público en Cataluña


Valencia, 6. -A la una y cuarto de la madrugada ha sido radiada la siguiente nota:
"El Gobierno, y en su nombre el ministro de la Gobernación, quiere evitar que las noticias tendenciosas que las radios del campo enemigo y las de las naciones que en realidad dirigen la rebelión de los fascistas españoles puedan, con las inexactitudes que constantemente están lanzando, influir en el ánimo de quienes están pendientes de nuestra legítima causa.
No niega el Gobierno, porque siempre ha dicho la verdad, que en Barcelona ha habido durante unas horas una situación difícil, provocada por elementos enemigos del régimen y quizá secundados por quienes han cometido el error de dejarse provocar; pero dicha situación en ningún momento ha representado el vencimiento de la autoridad legítima, y en este momento puede el Gobierno de la República Española anunciar que el orden público está restablecido en Barcelona con igual rapidez con que fue alterado en las últimas horas."
-
'El Socialista'. Madrid, jueves, 6 de mayo de 1937, pág. 1, y titulares a 7 columnas.

La CNT se ofrece al Gobierno lamentando que siga la persecución contra sus afiliados

La CNT al pueblo de Cataluña. Terminado el trágico incidente que ha llenado de luto a Barcelona, y para que todo el mundo sepa a qué atenerse, el Comité Regional de la CNT y la Federación Local de Sindicatos Unidos manifiestan su voluntad unánime de colaborar con la mayor eficacia y lealtad al establecimiento del orden público en Cataluña, cesando con la etapa de actuación partidista que llevó precísamente a la situación insostenible que desencadenó la tragedia.
Nos complacemos, por tanto, en reiterar nuestro concurso al Gobierno de la Generalidad y al nuevo delegado del Orden Público, mandado por le Gobierno central, teniente coronel Torres, del que hemos podido comprobar la excelente disposición de ánimo con que viene a ejercer tan delicado cometido a Catañuña.
Unidad y confianza, lealtad e igualdad de derechos y deberes para todos los sectores antifascistas en todos los aspectos.
He aquí la consigna del momento, que todos deben atender y secundar al unísono - El Comité Regional de la CNT - La Federación Local de Trabajadores Unidos.

¿Cuándo se va a acabar de recoger carnets confederales? ¿Pero no se está diciendo que se desea una pacificación general? Pues a demostrarlo, que obras son amores y no buenas razones.
-
'Solidaridad Obrera'. Barcelona, sábado 8 de mayo de 1937, página 1.

Continúa aquí

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada